Ser Docente...
Es dejar el alma en cada clase
Diplomado Superior en Energía Fotovltaica
Septiembre 2017
Paulo Freire
Pensamientos

PLAN ESTRATÉGICO

UNIVERSIDAD PAULO FREIRE

2013 - 2017

I. PRESENTACIÓN:

En Nicaragua, las universidades han experimentado un cambio cuantitativo  y cualitativo muy importante en las últimas dos décadas. En pocos años ha cambiado el panorama universitario en muchos sentidos. El cambio de escenario de la educación superior del país, inducido por el nuevo marco legal para las Universidades definido el año 2012 en el contexto de la ley de evaluación y acreditación de las instituciones de educación superior, ha derivado en una crítica situación para algunas instituciones, en tanto que otras han encontrado espacio no sólo para nacer sino también para desarrollarse  y, en algunos casos, comenzar a desarrollarse institucionalmente.  La última década han sido años en los cuales ha variado el mapa universitario Nicaragua de forma substancial y en los que cada universidad ha emprendido un conjunto de reformas en su gestión, en su planificación académica y en el enfoque dado a sus relaciones con la sociedad, estableciéndose un marco general de competencia entre las universidades no sólo por la captación de alumnos sino que también por la obtención de recursos económicos tanto estatales como privadas, sumado a ello la enorme competencia que se ha desarrollado en materia de instituciones de educación superior al encontrarse autorizadas cincuenta y cinco universidades en un país de seis millones de habientes. Sumado a lo anterior, nos encontramos frente a un proceso de autoevaluación institucional que permitirá a las universidades nicaragüenses verse al espejo, identificar el estado en que se encuentran y a partir de ello desarrollar sus planes de mejora, que les permita mantenerse como instituciones de educación superior de conformidad con las exigencias de calidad que exige el entorno

En cuanto a la Universidad Paulo Freire, los cambios en estos años han significado saltos cuantitativos y cualitativos muy notables. En primer lugar, el aumento de estudiantes, cuya población ha crecido de forma gradual, con la consiguiente presión sobre la infraestructura de aulas, laboratorios para la docencia y la investigación. El crecimiento en el número de estudiantes corresponde en su mayor parte a alumnos de pregrado, sin embargo el número de estudiantes de postgrado .ha aumentado también en forma paulatina. Igualmente la formación continua ha entrado con cierta presencia en la vida académica de la Universidad aumentando paulatinamente estas actividades a nivel de la universidad.

En lo financiero, la universidad Paulo Freire ha ido progresivamente consolidando su posición, equilibrando  su presupuesto  operacional e incrementando progresivamente el monto de recursos destinados a inversión, pero para ello se hace necesario continuar con este proceso de desarrollo que le permita a la UPF mejorar las posibilidades de inversión en infraestructura,   mejorando  nuestra dotación  de aulas y laboratorios, así como la calidad de vida de todos los funcionarios de la universidad a través de mejores ingresos y oportunidades de crecimiento.

Lo anterior, nos muestra la necesidad de unificar esfuerzos por parte de nuestra comunidad universitaria  que implique cambios que transformarán la vida de nuestra  Universidad y que, deberán incluir aspectos como la formulación de una nueva norma estatutaria, una revisión de su estructura organizacional, la reforma de los planes de  estudios, la modernización e internacionalización de la UPF la enseñanza,   y la puesta en marcha simultáneamente de muchos nuevos servicios a la comunidad universitaria.

Por otro lado, es importante tomar en cuenta el futuro siempre lleva implícita una idea de cambio, pero ahora, más que nunca se presenta como una amenaza hacia aquellas instituciones o personas incapaces de posicionarse en procesos de transformaciones continuas. En este sentido, se impone desarrollar un marco de actuación viable a partir de elementos que ya se pueden comenzar a percibir y de otros que se pueden deducir de planteamientos más generales.

Uno de los elementos que más está cambiando en la vida universitaria es el de la captación de los estudiantes, situación que los próximos años este cambio se puede acentuar. En el entorno competitivo en que los estudiantes se encuentran inmersos se agudizará, y en consecuencia aumentará su exigencia de calidad académica y de mayores  y mejores servicios.  La búsqueda de la calidad puede incluso incrementar la movilidad actual de los estudiantes y, en este caso, habrá que  dar respuesta a las nuevas necesidades que este fenómeno puede conllevar. Por otra parte, la gran duplicidad de carreras profesionales en las distintas universidades redundará en la saturación del mercado laboral en muchas áreas. Muchos de estos nuevos profesionales se verán obligados a continuar sus estudios a nivel de postgrado u otras modalidades de educación continua, como una forma de mejorar sus posibilidades de acceso a un empleo. Es previsible entonces un incremento en la demanda de este tipo de programas, los cuales deberán en muchos casos, ser compatibles con las disponibilidades de tiempo  y recursos  de los demandantes. Habrá, por tanto, que tener la versatilidad necesaria  para atender a las nuevas demandas presentadas por nuevos segmentos de estudiantes, lo que significará el idear nuevos programas y metodologías  de enseñanza. Una vez más el componente de competencia entre las universidade en este ámbito obligará a hacer esfuerzos por contar con programas que distingan la calidad de nuestros servicios educativos.

En esos entornos complejos, uno de los grandes desafíos continuará siendo para la UPF,  enfrentar los retos del cambio , la diversificación y la competencia, sin abandonar las premisas políticas de nuestro ser institucional  y particularmente los modelos y paradigmas  educativos derivados de la filosofía de Paulo Freire en un contexto en el que pareciera que la prioridad fundamental de la Educación Superior Nicaraguense,  es convertirse en una  fábrica de profesionales  con altas calidades “competitivas” de cara únicamente a las exigencias del mercado empresarial.

Todos los indicadores subrayan el progreso de cambios sustanciales en nuestra oferta como uno de los elementos determinantes para, discriminar entre los distintos tipos de universidades del país, obtener el reconocimiento internacional de la Universidad, lograr niveles económicos competitivos, favorecer el desarrollo del entorno social más próximo e incluso, mejorar el grado de satisfacción de la comunidad académica.  La calidad y diversidad en los servicios que brindará la UPF será un parámetro imprescindible para medir las posibilidades de desarrollo de la misma. Lo anterior constituirá un ámbito de nuevas ofertas de desarrollo y crecimiento para la comunidad estudiantil donde la competencia entre las universidades para conseguir alumnos y recursos puede ser más dura. La Universidad Paulo Freire deberá mantener su posicionamiento nacional entre las instituciones universitarias de mayor relevancia en el quehacer de la Educación Superior, en sus ofertas, incluso en el tema de la extensión social y la investigación y, al mismo tiempo, optimizar nuestra presencia en el ámbito internacional. Por ello, será preciso que los docentes  y funcionarios de la Universidad Paulo Freire asuman el protagonismo que les corresponde.  Por otro lado, un verdadero reto será  conseguir que un mayor número de docentes se incorporen a la actividad de investigación desde la cátedra y aumentar  la calificación académica de los mismos. Esto último impone adicionalmente el desafío de renovar nuestros cuadros académicos mediante programas de formación continua.

En este mismo contexto hay que ubicar la relación entre la Universidad Paulo Freire y el entorno económico y social. Con mayor frecuencia las distintas instituciones y la sociedad en su conjunto exigirán una mayor pertinencia del aporte académico de la Universidad, proceso en el cual la identificación o el compromiso de la Universidad con los grandes problemas nacionales deberán quedar claramente definidos.  La capacidad de adaptación a las necesidades reales  y la previsión de las demandas futuras determinarán el nivel real de impacto en todos los sentidos y condicionarán  el reconocimiento  y el prestigio social de la Universidad y de sus unidades estructurales. Es también de suponer que se consolidará la tendencia a pagar más por estudios de alta calidad, que generen un valor diferencial en aquel que los reciba, con beneficio evidente para quien tenga  capacidad  de  impartirlos.  Sin embargo, en esta dimensión  de nuestra actividad deberemos de mantenernos absolutamente fieles a las premisas sociales de nuestra misión históricamente declarada,  admitiendo de forma  realista que la CALIDAD TIENE UN COSTO y actuando en consecuencia, pero también  cumpliendo con el desafio político de garantizar  UNA CALIDAD INCLUSIVA  en lo que se refiere a  los sectores más empobrecidos de nuestro país.

En ese  marco , la planificación estratégica debe convertirse para la Universidad Paulo Freire en un objetivo fundamental para su desarrollo, protagonizado de esta forma un gran cambio, con plena consciencia de que el futuro nos deparará retos y transformaciones importantes. En ello ha de suponerse que las nuevas demandas sociales y los impactos de nuevos procesos y conocimientos exigirán tener una capacidad de transformación a mediano plazo. En ese sentido será determinante estar  bien posicionado y mantener una disposición  abierta y flexible para atender nuevos retos sin perder nunca de vista las finalidades últimas que justifican la existencia de nuestra institución y  su filosofía como tal.

Bajo esa perspectiva, la planificación estratégica constituirá un conjunto de propuestas realistas que emanan de una reflexión sobre el pasado  y el presente,  y que sitúan los objetivos de la institución en un futuro no inmediato. Es así como la planificación estratégica para la Universidad Paulo Freire debe configurarse como una apuesta de futuro, que se resuelve proponiendo  ejes fundamentales de acción de la institución en los ejercicios inmediatos.  Ejes que necesariamente han de ser sintéticos si se desea que las opciones sean percibidas claramente, a la vez que han de permitir un desarrollo real, palpable, que posibilite traducir los buenos deseos en actuaciones concretas, a lo menos en una perspectiva quinquenal.

 

II. CONTEXTO Y CARACTERIZACIÓN DE LA UNIVERSIDAD PAULO FREIRE

A. FUNDAMENTACIÓN FILOSÓFICA Y SOCIAL

De manera constante Nicaragua continúa experimentando el surgimiento de universidades privadas, proceso que ha empezado a extenderse a otras ciudades del territorio nacional. Con mayor frecuencia se escucha en el ámbito de las instituciones educativas del nivel terciario, que en las últimas décadas la creciente tasa de retorno en la educación superior, ha dado lugar a que una diversidad de personas naturales o jurídicas se dispongan en función del aprovechar las denominadas “oportunidades de mercado” vinculadas al comprobado déficit de cobertura educativa, tomando en consideración el creciente requerimiento y expectativas de educación de los miles de bachilleres que concluyen sus estudios de secundaria año con año con la esperanza de convertirse en profesionales.

Si bien de la anterior afirmación podría concluirse de forma subjetiva, que no pareciera necesario dar cabida en el subsistema de la educación superior a nuevas universidades, en el Plan Nacional de Educación se ha logrado establecer con meridiana claridad, un conjunto de valoraciones que consideramos determinantes para la configuración del proyecto educativo de la UNIVERSIDAD “PAULO FREIRE” (UPF). Como institución educativa hemos articulado y definido un proyecto de educación superior diferente, que nos distinga del resto de entidades que integran nuestra comunidad universitaria. De manera particular las razones que explican la existencia y creación de la UPF  están ligadas a los siguientes elementos de juicio y motivación:

  1.  

    Las restricciones de la oferta educativa. La estructura general de la oferta educativa en la educación terciaria continúa de manera recurrente sin trascender a la repetición de los esquemas piramidales de ocupación profesional, que tienen años de mantenerse invariables en el sistema educativo nacional. Por lo general, las universidades se concentran generalmente en actividades de recepción de bachilleres, desarrollando la formación profesional en el ámbito de las Licenciaturas e Ingenierías motivados muchas veces por esta cultura típica de la demanda educativa, en cuyo contexto los niveles técnicos intermedios no logran alcanzar el mismo grado de aceptación social como símbolos de prestigio, éxito personal y  movilidad laboral.

     

 

Respecto a la formación técnica, tomamos muy en cuenta dos criterios centrales que se subrayan en el diagnóstico y perspectivas del sistema educativo en Nicaragua:

  • La subvaloración de la formación de técnicos.

  • La carencia de suficientes y consistentes políticas que promuevan vigorosamente la educación técnica y la formación profesional.

 

Al momento de la creación de nuestra institución, la Universidad Paulo Freire, fue necesario tomar en cuenta y destacar los Lineamientos Estratégicos del Plan Nacional de Educación que en su parte medular consignan:

a) La necesidad de enfatizar la innovación, la ciencia y la tecnología.

 

b) La urgencia de promover la cobertura, el acceso y la equidad de la educación.

 

c) La conveniencia de desarrollar programas e iniciativas de educación y entrenamiento no tradicionales

 

Y de manera taxativa, el Plan Nacional de Educación nos indicó la siguiente perspectiva: “Es imperativo la puesta en marcha de un entrenamiento permanente para calificar y mantener al día la fuerza laboral a todos los niveles, tratando de lograr un acoplamiento entre demanda y oferta de conocimientos y habilidades, sobre todo en los sectores más dinámicos de la economía. Y se concluye sobre el particular señalando que, “para el desarrollo de la educación es fundamental impulsar las innovaciones científicas y tecnológicas a distintos niveles, especialmente en los subsistemas de educación superior y técnica, las cuales permitan superar la brecha entre Educación – Trabajo y Desarrollo Sostenible”, perspectiva que fue tomada en cuenta por nuestra institución en el contexto de su desarrollo.

  1. La vulnerabilidad de la calidad en la enseñanza. La estructura tubular presente en la gran mayoría de los patrones y matrices de diseño curricular prevalecientes, contribuyen al anquilosamiento de la pirámide ocupacional del país. La lógica del  mercado ha inducido a la reducción de los plazos para la culminación de los estudios de licenciatura o ingenierías con la lógica de graduar nuevos profesionales en forma temprana en detrimento de la calidad.

 

  1. Las afectaciones al proceso de enseñanza – aprendizaje. Los métodos de aprendizaje se han reformado únicamente en cuanto a los análisis y estudios teóricos de los especialistas en la investigación educativa nicaragüense. En la gran mayoría de las aulas de clase, persiste un esquema didáctico cuyo currículo es rígido, que se transforma con lentitud y promueve la docencia vertical. Esta práctica educativa frustra las posibilidades del estudiante que se inserta en el mercado laboral con la expectativa de comprobar la “realidad ideal” en virtud de la cual se ha formado, pero que solamente existe en los libros que utilizó o le recomendaron en su facultad. Frente a este tipo de comportamiento, debe señalarse sin embargo con todo respeto que algunas instituciones universitarias han empezado a desarrollar un sostenido esfuerzo destinado a cambiar la situación descrita, no obstante en el clima y la cultura académica general cotidiana subyace la rutina y el  recurso didáctico de lo conocido.

  2. La inconsistencia de la presencia territorial de las instituciones educativas del nivel terciario. Desde esta perspectiva, en los años noventa y primeros años del nuevo siglo  las universidades privadas habían  crecido con lógica de metrópoli con relación a Managua. Nuestra capital seguía  constituyendo la meca de las nuevas instituciones universitarias al punto de que se generaba en ocasiones un clima de saturación en la oferta educativa, concentrada en una ciudad en la que surgían tantas universidades como gasolineras y supermercados, lo que no llamaría nuestra atención si tal crecimiento y expansión se correspondiera con una efectiva acción educativa, pertinente y eficaz como lo declara el Plan Nacional de Educación.

Adicionalmente es menester señalar que la creación de delegaciones regionales de algunas universidades no necesariamente respondía  a las necesidades de fortalecimiento y desarrollo de las comunidades donde se establecían estas casas de estudio. En muchos casos se operaba en gran medida con lógica de “franquicia” sin que pudiese  apreciarse el empeño de estas instituciones por articular e incorporar en sus proyectos educativos regionales la participación efectiva de los actores sociales, productivos y comunitarios de dichas localidades.

Es indudable que la formulación del Plan Nacional de Educación, brindó  la oportunidad de abordar con seriedad estos y otros problemas que aquejan el subsistema de la educación Superior y de los otros subsistemas educativos. En lo que corresponde y comprometidos con contribuir a la superación de los vacíos del subsistema, la UNIVERIDAD “PAULO FREIRE” (UPF), ha decidido privilegiar e impulsar en el terreno de los hechos, una de las tareas más importantes definidas por el Plan: El desarrollo de la formación universitaria en el nivel de TECNICO SUPERIOR, sin perjuicio de su continuidad posterior para la conclusión de las licenciaturas o ingenierías afines, y la construcción de un modelo de formación abierto, flexible y ajustado a los paradigmas pedagógicos del insigne maestro brasileño PAULO FREIRE graduando de manera racional nuestro crecimiento territorial y privilegiando el desarrollo de las disciplinas vinculadas a la preservación del medio ambiente,  los derechos laborales, y la  ampliación de oportunidades de superación profesional para maestros y maestras en el país.

 

En una palabra, nuestra razón de ser como institución universitaria la concebimos ligada a una de las prioridades establecidas en el Plan Nacional de Educación en plena correspondencia con el consenso alcanzado por parte de la Comunidad Educativa Nicaragüense en el proceso de discusión del Plan.

 

III: EL USUARIO SOCIAL PREFERENTE

  1. Como institución educativa privada, una aspiración principal lo constituye el interés de favorecer con nuestra acción educativa hacia sectores históricamente marginados. Este compromiso lo traducimos en el terreno de los hechos:

  • En políticas arancelarias accesibles y diferenciadas.

  • En los ajustes curriculares de las acciones educativas que construimos con nuestros usuarios en la perspectiva de contribuir a la mejora de su desempeño y a la pertinencia y calidad del proceso de enseñanza – aprendizaje.

  • En un modesto programa de Becas en el que los méritos intelectuales se combinan y equilibran con las necesidades materiales de quienes son beneficiados por dicha política.

  • En iniciativas desplegadas en el contexto de nuestras acciones de Extensión Universitaria para favorecer los roles protagónicos de esas grandes mayorías en la creación de los nuevos modelos de la educación nicaragüense, expresada en la sistemática actividad legislativa de nuestra Institución en el debate sobre Derechos Sociales de la población nicaragüense y, particularmente, en relación con el derecho adquirido por el pueblo nicaragüense de EDUCACIÓN PARA TODOS.

  • En la implementación progresiva de sistemas de aprendizaje que  generen nuevos espacios de autoformación del estudiante, potenciando sus capacidades, adecuando nuestros sistemas académicos a las realidades de su tiempo y de sus requerimientos laborales  y sumando a sus medios de aprendizaje el dominio e incorporación de las nuevas tecnologías de información y conocimiento, sin hacer de ellas , un fetiche artificial  que sustituya la relación  entre el docente y el alumno.

  1. Creemos en la calidad educativa y el rigor académico como un componente  ético de nuestra Misión. En el campo de la educación, no bastan las buenas intenciones. La historia ha demostrado que aún aquellos proyectos sociales que se han declarado abanderados de la dimensión social y popular, no han cumplido sus metas ni sus expectativas porque perdieron de vista, que en los hechos diarios, en la cotidianidad, el discurso y la consigna no tienen ninguna relevancia. No se puede hacer  Educación Popular sin un sistema pedagógico pertinente, coherente, riguroso e integral. Es una falta de respeto a las grandes mayorías, disminuir los niveles de exigencia requeridos en su formación profesional con el espejismo de facilitar “su acceso” , por cuanto de esa manera les creamos la ilusión de haberse preparado para las enormes tareas técnicas y profesionales que implica su desarrollo, y el desarrollo de las condiciones materiales y productivas de su existencia, sin que necesariamente la realidad de los resultados se corresponda con  el discurso o con las buenas intenciones.  

La falta de consistencia técnica de un sistema educativo dirigido a las  grandes mayorías equivale a una promesa política formulada en una contienda electoral a sabiendas de que no se podrá cumplir con el compromiso asumido.

La educación universitaria no puede seguir siendo rígida y tubular. Debe lograr la difícil pero imprescindible articulación entre una dosis efectiva de flexibilidad y una consistente cohesión de largo plazo que produzca resultados progresivos expresados en  niveles de aprendizaje y pericia profesional que se alcanzan  con ritmos diversos. La misión de la UPF está signada por la necesidad de aportar en la búsqueda de nuevos métodos de formación en los que la educación permanente, la docencia horizontal, la facilitación del proceso de aprendizaje, la eliminación del sesgo académico conductista y la articulación a nuevos segmentos de formación continua, constituyan el gran escenario lleno de posibilidades para quienes finalmente, están destinados a escribir su propia ruta de superación personal y profesional: nuestros propios alumnos.

 

IV: OBJETIVOS GENERALES DEL PLAN ESTRATÉGICO DE LA UPF 2013-2017

  1. Consolidar y ampliar la oferta de pregrado, diversificando las modalidades del servicio educativo, incorporando el uso de las TIC´s para garantizar el acceso sin afectar la calidad y promoviendo una profunda reforma en el estilo y contenido de nuestros procesos de enseñanza y aprendizaje

  2. Desarrollar un sistema integral de aseguramiento de la calidad a través de los procesos de Autoevaluación Institucional con miras a la Acreditación.

  3. Relanzamiento de una plataforma diversificada de Educación, como expresión de nuestra política de educación para la vida y de aprendizaje permanente

  4. Promover la internacionalización de la Universidad en el ámbito de la oferta académica postgraduada como resultado de la labor desarrollada por la Institución a través de alianzas estratégicas con otras entidades.

  5. Fortalecimiento de las áreas administrativas y financieras con el fin de asegurar el cumplimiento  de nuestra misión educativa  y nuestro desarrollo institucional.

  6. Fortalecimiento del sistema de Gestión del Talento Humano que permita  potenciar al máximo las capacidades y habilidades de cada funcionario y trabajador para la realización de nuestra misión educativa, remunerando con justicia su desempeño y convirtiéndonos para ellos, en un proyecto de vida.

  7. Incidencia de la Universidad Paulo Freire en la búsqueda de soluciones los problemas nacionales, particularmente en el área de las Relaciones Laborales, la Defensa de la Naturaleza, la cultura de género , el Desarrollo de la Educación y una cultura de paz.

  8. Promoción de valores y cultura institucional que permita a la comunidad universitaria apropiarse de la Misión, la Visión y los principios  filosóficos de la  UPF.

  9. Vincular a los CAR con su entorno local, mediante programas de extensión universitaria

  10. Fortalecimiento de los órganos de dirección, órganos de consulta,  procesos de registro académico y demás aspectos legales.

  11. Fortalecimiento de la atención estudiantil como elemento principal para la retención de los estudiantes.

  12. Fortalecer los sistemas de información hacia la comunidad educativa

Correo Institucional

Visitas

8.png2.png4.png6.png6.png1.png
Hoy1375
Ayer1465
Semana8409
Mes35051
Total824661

3
Online

Sábado, 23 Septiembre 2017

Universidad Paulo Freire, Managua, Sede Central

CAR Managua

Universidad Paulo Freire, San Marcos, Carazo

CAR Carazo

Universidad Paulo Freire, San Carlos, Río San Juan

CAR San Carlos

Universidad Paulo Freire, Estelí

CAR Estelí

Información del CAR Managua

Delegado: Lic. José León Román Álvarez

Secretaria Académica: Lic. Ismaelia Umaña

Secretaria Académica: Lic. Rosario Sáenz 

Secretaria de Registro: Maribel Munguia

eMail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: +505 2250 3850 / 52 Ext. 14

Dirección:  De los semáforos de Linda Vista, 6 1/2 c. al sur, sobre la pista. Reparto Miraflores.

Información del CAR Carazo

Delegada: Lic. Dionora Medrano

Secretaria de Registro: Marjorie Pérez

eMail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: +505 2535 3134

Dirección: km 38 1/2 carretera Las Esquinas  - San Marcos, Carazo.

Información de CAR San Carlos

Delegado: Lic. Walter Rafael Rojas Sánchez.

Secretaria Académica: Lic. Jorleny Sandoval

Secretaria de Registro: Lic. Lesly Leiva

eMail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tel.: +505 2583 0078

Dirección: Detras del Colegio Sagrado Corazón, San Carlos, Río San Juan.

Universidad Paulo Freire (UPF). Todos los derechos reservados.